La escritura como recurso en la enfermedad


La escritura parece no solo ser un recurso beneficioso a nivel psíquico, sino también físico. James W. Pennebaker, profesor de psicología en la Universidad de Texas, que desde la década de los 80 se ha dedicado a investigar la cualidad curativa de la escritura, ha analizado el beneficio, que no solo a nivel psíquico-emocional posee esta terapia, sino también su impacto a nivel físico-corporal.


Para comprender sus beneficios debemos entender que ocurre a en nuestro cerebro cuando escribimos. Al escribir se ve implicada por un lado, la parte artística, irracional y emocional de la creatividad humana, y por el otro, la parte más lógica, racional y estructurada del lenguaje. Por lo tanto, se ponen en funcionamiento los dos hemisferios cerebrales, que interrelacionados ayudan a la regulación del sistema límbico y el equilibrio emocional. Pennebaker  Habla de cómo aquellos traumas vividos, aquellas vivencias que se guardan en nuestro silencio más profundo, son desencadenantes en muchas ocasiones del estrés, que “podría acelerar procesos psicosomáticos, incrementando el riesgo de enfermedad y otros problemas relacionados con él. el doctor refieren. La dinámica de contener pensamientos, sentimientos o comportamientos vinculados con traumas emocionales, provoca estrés; liberarlos debe, en teoría, reducirlo”.


Según él, esta liberación favorece que los ritmos cardíacos sean más bajos y que se mejore la actividad de buena parte de los leucocitos, por lo que el cuerpo, gracias a la mejora del sistema inmune, será capaz de hacer frente a las infecciones con más efectividad o hacer más llevaderos los síntomas de las enfermedades que podemos sufrir. 


Y apoyando esta teoría, Gillie Bolton, terapeuta, experta e investigadora de la escritura terapéutica, coincide con Pennebaker en los resultados de sus investigaciones. Trabajando en Londres con enfermos terminales de cáncer, todos coincidieron en la satisfacción que encontraron en la expresión de sus vidas y sus sentimientos acerca de la muerte y de su enfermedad. La terapia les ayudó a estar más serenos, menos ansiosos y con un ánimo mejor que el que tenían antes de empezar a escribir.
con estas afirmaciones no se quiere decir que la escritura como forma de liberación de estrés y traumas , sea capaz de curar enfermedades, pero es si es capaz de mejorar nuestro estado anímico, reduciendo de esta manera síntomas ansiosos y depresivos , generando un impacto  en nuestra salud física y nuestra calidad de vida.


Revisión bibliográfica realizada por:
Psic. Paula Cueva
Psicóloga Clínica
Escrito extraído de:
Fuente: Reyes A., . (2013). Practicando la Escritura Terapéutica. Bilbao: Desclée de Brouwer, S.A.


Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

(M) Nutrióloga Thabata Amezcua Sandoval a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2019 | Familycardservices