Estimulación sensorial en el primer año de vida


La creación de un ambiente rico en estímulos táctiles, visuales y auditivos, junto con un clima lleno de afecto y la adecuada satisfacción de sus necesidades, ayudarán al niño en su crecimiento y en el desarrollo de sus capacidades y habilidades.


Durante los primeros meses de vida, el bebé reacciona fundamentalmente:


• A la información que le llega por los diferentes sentidos, especialmente por el tacto, la vista y el oído.
• A la interacción que mantiene con sus padres y cuidadores.


Estimulación Táctil


Realizamos esta estimulación cuando estamos en contacto directo con nuestros bebés, cuando los cogemos en brazos, les damos besos, acariciamos o damos masajes y también a través de su propia manipulación y movimiento.


• Aprovecharemos el momento del baño para estimular todo su cuerpo, además dejaremos que disfrute del contacto con el agua permitiendo, siempre con cuidado y supervisión, que chapotee, salpique y tenga algunos juguetes a su alcance para que los toque o tire al agua.


• Mientras le secamos y le aplicamos la crema después del baño, podemos darle un pequeño masaje empezando por los pies, luego se sube por las piernas hasta los muslos. Se le tocan las manos, los brazos, la tripa y la espalda, a la vez que, a través de canciones o con una voz suave, vamos nombrando las partes estimuladas.


• Para proporcionar al niño distintas sensaciones, se le puede poner en mantas con diferentes tactos (suave, un poco áspero, rugoso, liso, frío (metal) cálido (peluche), creando su mantita de actividades y texturas e incluso poner saquitos que al moverlos hagan ruidos.


• Podemos ofrecerle objetos diferentes, apropiados a su edad, para que los manipule, los apriete, los mire, los lance, etc.


Estimulación Visual


La estimulación visual la realizamos, cuando proporcionamos al niño diferentes estímulos que percibe a través de la vista y que llaman su atención.
• A los bebes les gusta mirar objetos luminosos que hacen sombras o iluminan la habitación, móviles de colores vivos, objetos que se mueven con desplazamientos de arriba, abajo y/o derecha izquierda... y, si además tienen música, ¡mucho mejor!
• Facilitar que pueda explorar la cara del adulto, que la toque y posteriormente llamar su atención e interactuar con el bebé a través de juegos como: cinco lobitos, cu-cu, marionetas de mano, etc. Los collares y las gafas también le gustan mucho. Si se colocan collares vistosos, el niño se fijará en ellos y también tratará de cogerlos.
• Con este tipo de estimulación le ayudaremos además a fijar su atención.


Estimulación Auditiva


A lo largo del primer año el niño va diferenciando los sonidos de su entorno y va prestando más atención a ellos.
• Inicialmente son las voces de los adultos que le rodean lo que mas le gusta y las va diferenciando poco a poco.
• Mantener una musiquita suave y agradable mientras se le baña o mientras come, estimulará su desarrollo auditivo y además en ocasiones servirá para relajarlo.
• Ofrecerle juguetes sonoros para que se dirija hacia ellos, que intente cogerlos y posteriormente sea él mismo quien los haga sonar. Así no solamente se estimula la percepción y discriminación auditivas, sino que comienza a entender que sus acciones tienen unas consecuencias.


Revisión bibliográfica realizada por:
Psic. Paula Cueva
Psicóloga Clínica
Escrito extraído de:
Fuente: Garrido M., Rodríguez A., Rodríguez R., Sánchez A., (2006). El niño de 0 a 3 años, Guía de Atención Temprana para Padres y Educadores. Recuperado el 30 de Enero del 2018, de Equipo de Atención Temprana de La Rioja Sitio web: https://drive.google.com/file/d/0B9u21-cXxE5kRmJIdWdDRkNuYTQ/view


Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

(M) Nutrióloga Thabata Amezcua Sandoval a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2019 | Familycardservices