Distintos tipos de respuesta de los espectadores en el acoso escolar



En la situación de acoso, además de la víctima y del acosador, se puede distinguir un tercer participante, el espectador, normalmente incluyen a los compañeros de clase, este es muy importante ya que de ellos depende que se favorezca y mantenga o no el acoso


Como reflejo de la importancia que tiene el papel de los compañeros que observan el acoso sin intervenir directamente, cabe destacar uno de los resultados que sistemáticamente se observa al estudiar este problema: que las víctimas están más aisladas en el grupo de clase que los agresores. Para explicarlo, conviene tener en cuenta que la falta de amigos puede incrementar el riesgo de ser elegido como víctima, y que el acoso puede hacer que el aislamiento aumente. Se ha observado, por el contrario, que el hecho de tener amigos contribuye a que no se produzca acoso o a que éste se detenga en sus inicios. De lo cual se desprende que para prevenir es necesario intervenir con el conjunto de la clase, favoreciendo el tipo de relaciones entre compañeros, basadas en el respeto mutuo, que inhibe la aparición del acoso.


En la reacción de los espectadores se pueden distinguir cinco tipos de respuesta en relación al acoso:


1.- La de quien desempeña un papel activo en el acoso pero no lo inicia, normalmente este comportamiento suelen tener los amigos del acosador, de esta manera se aseguran de estar del lado fuerte evitando así ser víctimas.


2.-La de quien aprueba el acoso pero de forma pasiva, sin ejercerlo. Este tipo de espectador refuerza el acoso ya que lo ve como algo normal, aprueba este tipo de comportamiento y no busca ayudar a la víctima.


3.- La del espectador pasivo, que observa el acoso pero no interviene, manifestando cuando se le pregunta que no es asunto suyo. Esta evitación de los conflictos es una forma de evitar convertirse en víctima.


4.- La del espectador, que siente que debería detener el acoso pero no se atreve o no sabe impedirlo debido a falta de habilidades sobre cómo conseguirlo.


5.- La del defensor de la víctima, que condena el acoso e interviene o intenta intervenir para detenerlo aunque no tenga una relación de amistad con la víctima. En esta situación suelen encontrarse alumnos, y sobre todo alumnas, ampliamente aceptados/as por el grupo. Aceptación que puede actuar como condición necesaria para “atreverse” a defender a la víctima sin temer pasar a ocupar dicha situación.


Cuando se pregunta a los adolescentes qué hacen en situaciones de violencia escolar se observa que los papeles de complicidad y pasividad son vividos con una elevada frecuencia en el contexto escolar, y que para erradicar la violencia es preciso sustituirlos por alternativas eficaces y no-violentas de resolución de conflictos, que ayuden a prevenir la violencia o a detenerla desde sus inicios.


Revisión bibliográfica realizada por:
Psic. Paula Cueva
Psicóloga Clínica
Escrito extraído de:
Fuente: Díaz M., . (2006). El acoso escolar y la prevención de la violencia desde la familia. Madrid: Dirección General de Familia, Comunidad de Madrid.


Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

(FC) Doctor Antonio Aquino De Jesús a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2019 | Familycardservices