Orientación sexual en la adolescencia


Es en la adolescencia cuando se perciben, se definen y se estabilizan las preferencias eróticas de las chicas y chicos, y esto sucede además independientemente de que hayan tenido o no relaciones eróticas.


El chico o la chica toma conciencia de su orientación del deseo erótico, en ocasiones por medio de las fantasías eróticas, o de las atracciones y enamoramientos que se dan. Normalmente cuando les atrae alguien del otro sexo no se suelen tener grandes conflictos. El problema “puede” surgir, y decimos “puede” (porque no todas las chicas y chicos homosexuales viven su orientación como un problema) cuando las fantasías que se tienen, las atracciones o los enamoramientos no coinciden con la norma social. Algunas chicas y chicos homosexuales suelen vivir ya estos descubrimientos con angustia. Y, desde luego, la percepción de cómo pudiera recibir el entorno “esta orientación” no será ajena a la angustia.


Hablando de la evolución del deseo erótico, en la actualidad no se conocen con exactitud los determinantes de la orientación sexual (ni homosexual, ni heterosexual). Como padres y madres podríamos reflexionar y preguntarnos el motivo de que siempre se busque encontrar el origen de la homosexualidad:
¿Por qué no el de la heterosexualidad? Lo que sí sabemos es que la orientación del deseo no se cambia a voluntad ni se modifica por la fuerza.


Es necesario entender que cuando hablamos de orientación del deseo lo hacemos en términos de mayor o menor preferencia, y no tanto como una cuestión de exclusividad.


Por nuestra parte, como padres y madres, debemos tratar de comprender la confusión que se puede sentir en estos momentos y tener en cuenta siempre que ésta es común a todo tipo de chicas y chicos independientemente de la orientación del deseo erótico.


En resumen, pensamos que lo ideal es que las familias visibilicemos que existen distintas formas en las que se puede expresar el deseo erótico (homosexual, heterosexual o bisexual), y que todas estas posibilidades merecen respeto y son igualmente legítimas.


Sobre el amor y el enamoramiento adolescente


El enamoramiento es una cosa muy seria. Y esto lo decimos porque hemos de tener siempre presente que, aunque desde fuera las historias adolescentes en torno al amor nos puedan parecer irrelevantes, para muchas chicas y chicos (por supuesto que no para todos) son muy importantes y son vividas con gran intensidad.
Sobra decir que la capacidad para sentir amor y enamorarse es común a todos los adolescentes y las adolescentes, independientemente de si los que se enamoran son un chico y una chica, una chica y otra chica, o un chico y otro chico. A pesar de esta evidencia, generalmente en el caso de las chicas y chicos homosexuales, este tipo de amor no se suele mostrar de forma pública (a diferencia de los enamoramientos de las adolescentes y los adolescentes heterosexuales). Por ello, es muy común que las únicas referencias que acaben teniendo sean las de parejas heterosexuales.
¿Cómo es posible vivir de forma positiva una realidad cuando se carece de modelos de referencia para la misma? ¿No será comprensible que muchas veces se acabe viviendo desde la vergüenza o la culpa? Y luego nos extrañaremos de que existan espacios concretos de relación (se suele hablar de forma despectiva de guetos) a los que acuden las chicas y chicos lesbianas y gays.


Revisión bibliográfica realizada por:
Psic. Paula Cueva
Psicóloga Clínica
Escrito extraído de:
Fuente: Azqueta I.,. (2014). Educar en la diversidad afectivo-sexual desde la familia, Cómo educar a favor de la igualdad de valor y contra la violencia por motivos de orientación sexual e identidad de género. Madrid: CEAPA


Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

(FC) Dra. Janet Monserrat Rubio Rodríguez a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2019 | Familycardservices