Catatonía


La catatonía no se considera una enfermedad como tal sino un especificador asociada a un trastorno mental o a una afección médica. La característica esencial de la catatonía es la marcada alteración psicomotora que puede conllevar a la disminución de la actividad motriz, evidente en la menor colaboración durante la entrevista o exploración física y una actividad motora excesiva y peculiar. La presentación clínica de la catatonía puede ser desconcertante, ya que la alteración psicomotora puede oscilar entre una marcada falta de respuesta y una marcada agitación. 


La inmovilidad motora puede ser grave (estupor) o moderada (catalepsia, flexibilidad cérea). Igualmente, la disminución de la colaboración puede ser grave (mutismo) o moderada (negativismo). Los comportamientos motores excesivos y peculiares pueden ser complejos (p. ej., estereotipias) o simples (agitación) y pueden incluir la ecolalia y la ecopraxia. En casos extremos, el mismo individuo puede oscilar entre una actividad motora disminuida y una actividad motora excesiva.


Durante las fases graves de la catatonía, el individuo puede requerir una supervisión estrecha para evitar la producción de lesiones a sí mismo o a los demás. 


Diagnóstico:


El cuadro clínico de la catatonia incluye los siguientes criterios (tres o más):


1. Estupor ,es decir, ausencia de actividad psicomotora; no relacionado activamente con el entorno.


2. Catalepsia, es decir, inducción pasiva de una postura mantenida contra la gravedad.


3. Flexibilidad cérea, es decir, resistencia leve y constante al cambio de postura dirigida por el examinador.


4. Mutismo, es decir, respuesta verbal ausente o escasa [Nota: no aplicable si existe afasia establecida].


5. Negativismo, es decir, oposición o ausencia de respuesta a instrucciones o estímulos externos.


6. Adopción de una postura, es decir, mantenimiento espontáneo y activo de una postura contra la gravedad.


7. Manierismo, es decir, caricatura extraña, circunstancial de acciones normales.


8. Estereotipia, es decir, movimientos repetitivos, anormalmente frecuentes, no dirigidos a un objetivo.


9. Agitación, no influida por estímulos externos.


10. Muecas.


11. Ecolalia, es decir, imitación del habla de otra persona.


12. Ecopraxia, es decir, imitación de los movimientos de otra persona.


Especificador en otros trastornos mentales:
Puede utilizarse cuando se cumplen los criterios de la catatonía durante el curso de un trastorno del neurodesarrollo, psicótico, bipolar, depresivo o mental de otro tipo. La catatonía se diagnostica normalmente en el entorno hospitalario y aparece hasta en el 35 % de los sujetos con esquizofrenia, pero la mayoría de los casos de catatonía se produce en individuos con trastornos depresivos o bipolares.


Especificador en otra afección médica:
Diversas afecciones médicas pueden causar catatonía, en especial las patologías neurológicas por ejemplo neoplasias, traumatismos craneoencefálicos, enfermedad cerebrovascular, encefalitis y metabólicas por ejemplo hipercalcemia, encefalopatía hepática, homocistinuria, cetoacidosis diabética.
La catatonía también puede ser un efecto adverso de un medicamento.


Revisión bibliográfica realizada por:
Psic. Paula Cueva
Psicóloga Clínica
Fuente:APA (2014) Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, Quinta Edición. Madrid: Editorial Médica Panamericana.



Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

(M) Nutrióloga Thabata Amezcua Sandoval a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2019 | Familycardservices