Tricotilomanía


La característica esencial de la tricotilomanía es el acto recurrente de arrancarse el propio pelo. El acto de arrancar el pelo puede afectar a cualquier región del cuerpo en la que crezca pelo; las localizaciones más frecuentes son el cuero cabelludo, las cejas y los párpados, mientras que los sitios menos comunes son el vello axilar, el facial, el púbico y el de las regiones perirrectales. Es posible que los sitios donde se producen los tirones de pelo varíen con el tiempo. 


El acto de arrancarse el pelo puede aparecer en forma de episodios breves repartidos durante todo el día o en períodos menos frecuentes pero más sostenidos, de horas de duración, y tales tirones de pelo pueden durar meses o años.


Un criterio importante de la tricotilomanía es que los individuos con este trastorno han llevado a cabo repetidos intentos para disminuir o detener el acto de arrancarse el pelo. Esta dinámica provoca malestar clínicamente significativo o un deterioro social, laboral o de cualquier otra área de funcionamiento en parte debido a la evitación del trabajo, la escuela u otras situaciones públicas. El término malestar se refiere a los efectos negativos que pueden experimentar los individuos en el acto de arrancarse el pelo, como un sentimiento de pérdida de control, molestia y vergüenza. 


Arrancarse el pelo puede ir acompañado de una serie de comportamientos o de rituales que impliquen el pelo. Como por ejemplo buscar un tipo específico de pelo para tirar (p. ej., los pelos con una textura específica o color), pueden tratar de extraer el pelo de una manera específica (p. ej., de manera que la raíz salga intacta), o pueden examinarlo visualmente o al tacto, o por vía oral y manipular el pelo después de haberlo arrancado (p. ej., haciendo rodar el cabello entre los dedos, tirar del cabello con los dientes, morder el pelo en trozos o tragarse el pelo) .


El acto de arrancarse el pelo también puede ir precedido o acompañado de diferentes estados emocionales. De este modo, puede provocarse por sentimientos de ansiedad o aburrimiento, puede estar precedido de un creciente sentimiento de tensión ya sea inmediatamente antes de sacar el pelo o cuando se intenta resistir el impulso a arrancárselo, o puede conducir a la gratificación, al placer o a una sensación de alivio una vez se ha arrancado el pelo.


El acto de arrancarse el pelo puede implicar diversos grados de conciencia; algunas personas muestran una mayor atención al arrancarse el cabello, con una tensión previa y un alivio posterior, y otros individuos exhiben un comportamiento más automático por ejemplo se tiran del pelo sin darse cuenta del todo. Muchos individuos refieren una mezcla de los dos estilos de comportamiento. Algunas personas experimentan una sensación de "hormigueo" en la cabeza que se alivia al arrancarse el cabello. El dolor no suele acompañar a la extracción del cabello.


Revisión bibliográfica realizada por:
Psic. Paula Cueva
Psicóloga Clínica
Fuente:APA (2014) Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, Quinta Edición. Madrid: Editorial Médica Panamericana.



Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

Petra Christine Müllers Ruiz a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2019 | Familycardservices