¿Cómo se manifiesta la psicosis?


La psicosis es una enfermedad mental que se caracteriza por una pérdida de contacto con la realidad. La psicosis afecta por igual a hombres y a mujeres, y suele aparecer entre los 20 y los 30 años de edad. Se estima que hasta el 3% de la población puede experimentar síntomas psicóticos. 


La psicosis puede producir cambios en el estado de ánimo y pensamiento. La persona puede expresar ideas que parecen extrañas, siendo difícil entender cómo se siente y se comporta. A menudo, una persona con un primer episodio psicótico no entiende qué le está ocurriendo.
Los síntomas varían de unas personas a otras, pueden cambiar a lo largo del tiempo y causar malestar y preocupación a la persona que los experimenta. A veces vienen precedidos de otros problemas, como dificultades de concentración, falta de energía, estado de ánimo deprimido, alteraciones del sueño, ansiedad o aislamiento.


Los síntomas más comunes, conocidos como SÍNTOMAS POSITIVOS, son:


-Alucinaciones: percepciones de algo que no existe. Las más comunes son las auditivas, a las que solemos referirnos como “voces”, que se sienten como una o varias personas que hablan de la persona o se dirigen a él. Otros tipos de alucinaciones menos frecuentes son las visuales, táctiles, olfativas, gustativas o basadas en sensaciones corporales.


-Delirios: creencias reales para quien los experimenta, pero no para los demás. Pueden ser de varios tipos, como por ejemplo:


de referencia: la persona cree que la miran, hablan de ella o le lanzan mensajes o señales.
de persecución: se siente perseguido o espiado.
de control: siente que no controla sus propios sentimientos o sensaciones y que alguna fuerza externa intenta dominarle.
de difusión del pensamiento: por algún mecanismo, sus pensamientos son conocidos inmediatamente por otras personas.
de inserción o robo del pensamiento: sus pensamientos son introducidos en su mente o sustraídos.
-Alteraciones en la forma del pensamiento: pérdida de asociación entre una idea y la siguiente, deslizamiento de un tema a otro distinto, falta de relación entre una pregunta y la respuesta dada o exceso de detalles en esa respuesta, o pobreza del pensamiento.


Hay otros síntomas, conocidos como SÍNTOMAS NEGATIVOS, que son tan importantes como los positivos. Afectan al funcionamiento social y pueden confundirse con conductas como la pereza o la despreocupación.


Pueden ser:


-Cambios en el comportamiento habitual, como por ejemplo aislarse de los demás.
-Falta de energía o motivación.
-Higiene personal insuficiente.
-Dificultad para expresar emociones, disminución de movimientos o de gestos expresivos, contacto pobre con la mirada.
-Pobreza o bloqueo del habla, aumento del tiempo de respuesta.
-Dificultades para concentrarse o prestar atención a algo, como por ejemplo leer el periódico o recordar lo que se ha estado viendo en la televisión. Tendencia a la distracción.
-Pérdida de interés o de la capacidad de disfrutar de ciertas cosas.


En algunos casos, aparecen déficits cognitivos, como son la alteración de la atención, la memoria y las funciones ejecutivas (planificación, abstracción, toma de decisiones, flexibilidad mental, etc.), que tienen especial importancia para la adaptación social y ocupacional.
Pueden aparecer además, otros síntomas de enfermedades mentales acompañando o secundarios a los propios de la psicosis (depresión, ansiedad, obsesiones, etc.), que requerirán un tratamiento específico.


Revisión bibliográfica realizada por:
Psic. Paula Cueva
Psicóloga Clínica
Fuente: Crespo B., Pérez R., Gaite L., Peña M.,Mata I. (y otros), (2008), Guía de psicoeducación para familias con personas diagnosticadas de psicosis.


Escrito por: Psic. Paula Cueva

¿Cómo se siente hoy?

(FC) Dr. Jesús Daniel Orozco Fuentes a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2019 | Familycardservices