SIGNOS DE CALIDAD DE UNA BUENA SANDÍA


Llevarnos una buena sandía a casa puede ser un ejercicio de azar que nada tenga que envidiar a echar una primitiva. Afortunadamente, en la gran mayoría de los establecimientos es posible comprarlas en trozos y, si tenemos confianza con el o la dependiente, hasta podemos probarla para asegurarnos de que no nos dan pepino por sandía.


Los signos de calidad de una buena sandía se centran en tres puntos clave:


El peso: más que basarnos en “cuánto pesa la pieza”, lo importante es que el peso sea considerable respecto al tamaño, es decir, que para el tamaño que tenga la pieza pese más de lo esperado.


El color: tonalidades amarillentas en la piel exterior, las cuales indican que el fruto está maduro. Cuando se compre sandías a trozos es importante asegurarse de que la pulpa tiene buen color, es brillante y no tiene trozos opacos.


El sonido: sólida resonancia cuando se golpea (ha de sonar a hueco).  


Lic. Thalía Phuma
Nutricionista
Fuente: Bernácer, R. (2017) "SIGNOS DE CALIDAD DE UNA BUENA SANDÍA".



Escrito por: Nutricionista Thalía Phuma Ludeña

¿Cómo se siente hoy?

(FC) Doctor Antonio Aquino De Jesús a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2019 | Familycardservices