MERMELADAS, CONFITURA, COMPOTA Y JALEA


Las mermeladas y confituras son de esos alimentos tradicionales que pocas veces faltan en las mesas de los desayunos de muchos. Sin embargo, todavía hay algunas dudas respecto a su denominación. Y es que, cuando nos acercamos al mercado en busca de mermelada, podemos encontrar productos que, a primera vista parecen iguales, pero que, tras leer su etiqueta, observamos diferencias significativas entre ellos. Para no confundirnos, aquí van unas aclaraciones:


Mermelada: se trata de una conserva de fruta cocida en azúcar. Para ello se utilizan piezas enteras de fruta, troceadas o trituradas. El contenido mínimo de fruta ha de ser de un 30%. Cuando se trata de mermelada extra, este porcentaje sube al 50%.


Confitura: se suelen elaborar a partir de un solo tipo de fruta, utilizando la pulpa o en forma de puré y agua. En este caso, la cantidad mínima de fruta debe ser del 35% para la confitura normal y del 45% para la extra. Normalmente las confituras suelen llevar una mayor cantidad de azúcar que las mermeladas.


Compota: según la Reglamentación Técnico-Sanitaria española para la elaboración y venta de conservas de origen vegetal, la compota es una conserva de fruta con no más de un 15% de azúcar. Tradicionalmente se hace con manzana, pero pueden utilizarse otras frutas como pera, melocotón o albaricoque.


Jalea: se trata de una salsa semi-sólida con aspecto de gel comestible, dulce o salado. Los dulces se preparan a base de cáscaras de frutas ricas en pectinas, que se cuecen con azúcar y el zumo de la propia fruta. En el caso de una jalea normal, la cantidad de zumo utilizado es del 35% y en el caso de jalea de categoría extra de 45%.


Lic. Thalía Phuma
Nutricionista
Fuente: Bernácer, R. (2017) "MERMELADAS, CONFITURA, COMPOTA Y JALEA".



Escrito por: Nutricionista Thalía Phuma Ludeña

¿Cómo se siente hoy?

Gustavo Adolfo Samayoa Garcia a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2019 | Familycardservices