CÓMO SE TOMA LA CHÍA


Las semillas de chía se prestan a una cierta variedad de presentaciones, que permite elegir en función de las necesidades y preferencias:


* Semillas crudas, espolvoreadas sobre la ensalada, en el yogurt o sobre pasteles y sorbetes.


* Las semillas molidas, como el café, para tomar a cucharadas. Mantiene toda su fuerza en fibra.


* El gel obtenido manteniendo una cierta cantidad de semillas de chía en remojo en agua previamente hervida. Las semillas absorben el líquido y liberan el mucílago. Este gel lo puedes tomar tal cual, o mezclado en zumo de frutas o en el yogurt.


* El aceite de chía, obtenido por presión en frío, utilizado sobre todo en uso tópico por sus virtudes cosméticas y reparadoras.


Precauciones con el consumo de semillas de chía


No se conocen casos graves de efectos secundarios por el uso de chía o la toma de sus semillas, en dosis razonables. No obstante hay ciertos aspectos que se debe tener en cuenta a la hora de consumirla con seguridad:


* Si estás embarazada, la toma de chía como laxante debe estar supervisada por tu médico de confianza.


* En caso de hipertensión, colesterol y diabetes, sobre todo si se está siguiendo un tratamiento clínico, se debe proceder a un control estricto a fin de evitar descompensaciones. Las semillas de chía podrían potenciar el efecto de estos medicamentos.


* No se aconseja la toma chía antes de una intervención quirúrgica, o cuanto menos en cantidades altas.


* Algunas personas pueden mostrar rechazo o reacción alérgica a las semillas de chía muy mucilaginosas, como sucede también con muchos frutos secos y oleaginosos.


Lic. Thalía Phuma
Nutricionista
Fuente: Cebrián, J. (2017) "Cómo se toma la chía".



Escrito por: Nutricionista Thalía Phuma Ludeña

¿Cómo se siente hoy?

(M) Nutrióloga Thabata Amezcua Sandoval a sus órdenes.

doctor

¿En qué lo puedo ayudar?

doctor multidoctores
© 2019 | Familycardservices